Por que nunca tendré un hijo – 1

Transcurren los días, cada vez me encuentro con nuevas cosas, la evolución artificial de este mundo que no para, me muestra cada vez como los humanos encontramos nuevas y peores mejores formas de decadencia, de las que aunque me gustaría negarlo, soy una victima voluntaria, al igual que todos en este planeta.

A nuestro alrededor todo se derrumba, pero nadie quiere aceptarlo, es más fácil si no se ve, es más fácil ignorarlo todo, aunque un día despertemos con la realidad en la cara, aunque un día despertemos como Neo, y veamos a nuestro alrededor como todos somos un cultivo, como todos dormimos conectados al sistema que alimentamos, un sistema que nos ha costado nuestra libertad (bueno, algunos dirán…. eso es demasiada ficción y fanatismo por una película. Yo digo, debemos tomarla como una metáfora que la ficción nos ofrece para ver la realidad, al igual que ellos tomaron la realidad como un ofrecimiento para hacer una metáfora ficticia).

De eso se trata esto, de libertad. ¡No tendré un hijo! porque no quiero que le hagan lo mismo que me hicieron a mi, ¿cuantas de mis ideas son propias?, ¿cuantas voluntariamente he tomado?, ¿Cuantas de esas ideas, no se me fueron implantadas hace mucho tiempo? ahora esas ideas son parte de mi, hacen parte de mi personalidad, son los tubos por los cuales estoy conectado al sistema.

Estas ideas de las que hablo son de diversos tipos, como por ejemplo, ¡Debo temer a Dios!, ¡Debes querer a tus padres!, ¡Debes estudiar!, ¡Debes trabajar!, ¡Debes hacer caso a lo que te digan!, ¡Debes! ¡Debes! ¡Debes! ….. Y no estoy diciendo que es un plan, que hay alguien controlando todo, solo digo que esas son decisiones que debería tomar uno mismo, sino que las personas tenemos tanto tiempo sirviendo al sistema, que no lo notamos, no vemos el daño que nos hace, no vemos el costo, solo vemos el “beneficio” de preocuparnos por algo mas simple, como por conseguir una casa, tener un buen trabajo, o estudiar lo que este dando mas trabajo. Es por esto que la evolución natural del hombre, la verdadera evolución hacia algo mejor, ha tardado tanto, porque las preguntas que nos hacíamos antes como ¿De donde venimos? ¿Cual es nuestra misión en el mundo? (algunos tendrán sus respuestas, “yo vengo de Medellin” [alguien nacido en Medellin], “Mi misión es servir a la patria” [un soldado]), dejaron de ser importantes, y pasaron a ser cambiadas por: ¿Sera que lo compro o no lo compro? ¿Sera que me meto en la deuda o no?.

Todo este proceso, hace parte de nosotros como suciedad sociedad que somos, la libertad de pensamiento no se puede garantizar, puesto que desde que nacemos y hasta que tenemos uso de razón, las ideas de quienes nos rodean se impregnan en nosotros, hacen parte de nosotros y nos marcan de por vida. La libertad no esta garantizada, o puede un niño decidir si quiere o no profesar una religión u otra, o simplemente no profesarla, cuando antes de cumplir un año, ha sido condenado a engordar las filas de una religión en un ritual oscuro llamado bautismo, cuando en la escuela (a la que por cierto, también ha sido obligado a ir) se le obliga a ver como parte de sus estudios académicos, una asignatura de control social impuesta por el sistema llamada estudios religiosos, en la que no se estudia todas las religiones del mundo de manera medianamente objetiva, sino que se imparten mas y mas tips de como ser un buen católico, quitandole lo académico a los supuestos estudios religiosos. Pero ¡hey! no discutas, viene de Dios.

Así por el mismo estilo hay muchos otros ejemplos, solo que este es el mas grafico y menos cuestionado de todos, y centrandome en este, te dire, que ¿Como puedo garantizar la imparcialidad en la educación de mi hijo? puesto que si por ejemplo lo educo sin religión, en el momento en el que supuestamente pueda decidir, ¿Cuantos de mis ideales anti catolicos no se le habran pegado a él? pues, aun y cuando yo piense eso, no tengo derecho a influenciarlo, y si lo hago, no habrá sido su decisión.

Bueno, este post, se alargo un poco, asi que por el momento, lo dejaré hasta ahí, pero proximamente, hablare de muchos otros motivos por los cuales no tendre un hijo….

Una respuesta a Por que nunca tendré un hijo – 1

  1. […] menos a mi gusto), pero por ahora basta con decirles, que este post vale como la segunda parte de Por que nunca tendré un hijo -1 (que escribí hace bastante rato), y aquí les relaciono una interesante tabla de comparativas para […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: