En Palo’e Leche

febrero 5, 2009
Donde queda Palo'e Leche

Donde queda Palo'e Leche

Martes 3 de febrero de 2009

Son las 6:30 de la tarde y estoy en una esquina del municipio de La Unión – Valle. Mi destino Zarzal – Valle. Mi capital $2800, lo suficiente como para llegar. El problema, la hora, ya que es muy difícil conseguir transporte al menos de forma directa y económica en estos momentos.

De repente, una buseta con destino a La Victoria – Valle, que es un municipio intermedio para llegar a mi destino, pregunto al chófer, si en la victoria conseguiré transporte más fácil para mi destino, a lo que el responde que por supuesto, que hasta las 8:00 PM. Generalmente este tipo de viajes no los hago, es decir, sino consigo el transporte directo, prefiero quedarme en la casa de algún amigo, pero esta vez, me deje convencer por las palabras del conductor de la buseta, así que me monte.

7:00 PM, estoy en una esquina de La Victoria – Valle. Mi capital ahora son $1800, lo suficiente para llegar a Zarzal. El problema, no hay esperanzas de algún medio de transporte. En el sitio me encuentro con otros dos personajes, uno tiene como destino La Paila, que es un corregimiento de Zarzal (más conocido como el sitio donde se encuentra la fabrica de colombina y el ingenio azucarero RioPaila), de hecho su destino es Armenia, pero de momento, necesita llegar a La Paila, donde tomará su transporte a esta ciudad. Los minutos pasan, y no ninguna novedad, solo que ahora hay un nuevo personaje, otro que también viaja para La Paila, aunque este anda acompañado por un motociclista, que transcurridos unos minutos, decide llevarlo a otro punto, donde al parecer será más fácil conseguir transporte. Palo’e Leche.

8:00 PM – Un conductor de buseta, que viaja hacia La Unión, nos dice que ya no conseguiremos transporte hacia Zarzal, de tal modo que el otro personaje que viajaba para Zarzal, desiste de su viaje y mas bien regresa a La Unión. Nuestra nueva misión, y única esperanza, ir hasta Paloé Leche y esperar allí, de tal forma que mi ahora único acompañante, me dice que consigamos un taxi, que nos lleve hasta allá así toque pagarle mucha plata. Ahora el problema es que yo solo tengo $1800, aun asi, este señor dice que no hay problema, que nos vamos para Palo’e Leche, el paga el resto, que fueron $7000, solo hasta Palo’e Leche.

8:50 PM – Hemos llegado a Palo’e Leche, ahora no estoy parado en una esquina, sino a orilla de carretera, en frente de un motel y un restaurante para camioneros. Mi capital, $0, al parecer no lo suficiente para llegar a Zarzal. Ahora si, me llevo el que me trajo.

No soy una persona de muchas palabras o muy amigable con personas que encuentre en la calle, ya que generalmente, llevo mis oídos tapados con los audífonos, y casi nunca encuentro un tema de conversación con personas que no conozca. Mi acompañante es un señor de piel como tirando a blanca, aunque un poco quemada por el sol, tiene una gorra, tiene alrededor de unos 45 años y carga una estopa, es un sujeto muy amable y hasta agradable. De un momento a otro saca un cigarrillo y empieza a fumar, no se desespera, aunque si camino es más largo que el mio. A pesar de todo, entablamos una pequeña conversación y el rato se hace corto.

8:10 PM – Mi teléfono celular no tiene señal (por eso lo odio), el hambre ataca y no tengo dinero, pero algo bueno pasa, una buseta con destino a Tulua, para y nos recoge, y mi acompañante es quien ahora paga mi pasaje, que en total suma $5000 entre los dos, ya que su destino es un poco más largo que el mio. Inmediatamente después, empieza a caer agua del cielo, que suerte que tengo!!!

8:40 PM – Estoy sentado en una buseta camino a mi pueblo, no tengo nada de dinero, solo tengo un audífono puesto y ya veo mi rumbo muy cercano, ahora creo que lo único malo que me podría pasar, es que esta buseta no entre a mi pueblo, sino que lo rodee, lo que me obligaría a caminar unas 12 cuadras, pero al parecer la suerte sigue conmigo, porque a pesar de no ser su ruta, el conductor decide entrar al pueblo, dejándome a solo 3 cuadras de mi casa, lo más cerca que una buseta suele dejarme. Me despido muy agradecido de mi acompañante, a quien por cierto no pregunte el nombre y baje de la buseta rumbo a mi casa. Seguramente no lo volveré a ver.

Jueves 5 de Febrero de 2009

12:40 PM – Estoy en mi casa escribiendo esta entrada, recordando lo acontecido ese día, y ahora me causa risa, pero la verdad es que tuve mucha suerte y fue una experiencia un poco rara, pero que me deja muchas cosas en que pensar, como en andar con algo más de dinero siempre, también que nunca debo desesperar (cosa que nunca me pasa) y que a pesar de todo, hay muchas personas buenas que le pueden dar la mano a uno en cualquier momento.

El soundtrack de esta entrada, es un poco de skacore, de la mojiganga y que recordé cuando lei una entrada de Don Blog Perez, hace poco.

Saludos!!!!!!

Soundtrack: La Paloma – La Mojiganga | [Descarga] [Letra]

http://www.goear.com/files/mp3files/05022009/846b9707124f053d274fb428992173dd.mp3″
Anuncios

2600 metros más cerca de …

enero 5, 2009

Un frió penetrante avanza desde mis pies, los audífonos se han caído de mis orejas, el movimiento de todo lo que me rodea se me hace extraño… ya recuerdo, estoy viajando… Abro completamente mis ojos, y entonces es cuando lo veo, parece un enorme gusano color rojo, que ha saciado completamente su hambre, se mueve completamente libre, no como los demás de los costados, el tiene vía libre para ofrecer un mejor servicio… si son los buses esos de Transmilleno. He llegado a Bogotá.

Hace mucho rato que no venía por acá, y ciertamente he notado algunos cambios, como por ejemplo el aire, que por alguna razón no lo sentí tan pesado y contaminado, lo más probable, es que los niveles de contaminación del sitio en el que normalmente vivo han aumentado (Aunque también está la posibilidad de que hayan disminuido aquí en la capital), es una ciudad un poco diferente a como la recordaba.

La ciudad siempre produce en mi algún efecto, no se si positivo, pero, ciertamente siempre me dan ganas de quedarme… la idea de divagar por las calles es cautivante, la idea de regresar al estrés, no tanto… pero, pues no se…

He llegado a la terminal, estoy un poco desubicado, hace como dos años que no venía por acá. ¿Cuanto tengo en el bolsillo?, $7000, no me alcanza para el taxi, así que, figuró bus…

Después de caminar como 5 cuadras, recuerdo cual es el bus que debo coger, y depués de como media hora de espera, entre dormido y despierto, veo un hermoso vehiculo, creo yo que modelo 80 mas o menos, con su hermoso acabado de pintura, hecho a traves del tiempo con los roces con otros vehiculos, dentro de él, alrededor de 40 personas, todos completamente acomodados (ya es sorprendente que quepan todos, o sea que si caben! en cierta forma están bien acomodados como parte de un rompecabezas multicolor), ahora si, me embarco a mi destino…

Esta es una de las entradas mas flojas que he hecho… y pues nada, habla sobre mi llegada a la capital, de la cual me gusta mucho el clima, aunque me aburre estar casi todo el tiempo con los pies frios. Saludos!

Soundtrack: If I could fly – Joe Satriani | [Descarga]

http://www.goear.com/files/sst3/7f58ec2d8627c917e647bdf9828bebbc.mp3″